Cual sea el modo y el tiempo necesarios para salir de la crisis financiera –pública por exceso de déficit y privada por ausencia de crédito- que tan  honda como largamente viene afectando a España, solo un sólido, vigoroso y sostenido crecimiento puede garantizar de verdad su resolución.

Pero es impensable volver a crecer sin exportar cada vez más, porque la demanda interna de consumo e inversión están agotadas, mientras que la demanda internacional es  inagotable ya que el acceso a ella solo depende de nuestra competitividad

Cuanto mayor peso tenga el sector exportador en una economía, mayor será su nivel de excelencia y competitividad, su capacidad de crear empleo y soportar crisis como la actual; que como se está demostrando, afecta menos o incluso nada a los países más industriales y exportadores.

En la economía globalizada las posibilidades de exportación nunca están en crisis: solo dependen del nivel de competitividad relativa de las empresas. Si, además, las exportaciones están sustentadas en la innovación su expansión puede no tener fin.

En las circunstancias descritas, uno de los principales –quizás el primero- objetivos de la economía española debiera ser duplicar la dimensión de su sector exportador en un plazo de tiempo no demasiado largo, algo que Alemania consiguió la última década. Para ello sería necesario:

  • Mejorar nuestros costes de producción
  • Acrecentar  nuestro capital tecnológico
  • Innovar sin cesar en procesos y nuevas tecnologías
  • Fomentar la salida al exterior de nuestras empresas

Para mejorar los costes de producción y la eficiencia empresarial es fundamental llevar a cabo las reformas estructurales que desde la CEOE venimos reclamando: reducción del peso del Estado en la economía, flexibilización de las relaciones  laborales, liberalización de mercados todavía protegidos, abolición de obstáculos al ejercicio de la función empresarial, unidad de  mercado  y mejora del marco institucional en todo aquello que nos aleja de las mejores prácticas internacionales.

Adicionalmente es preciso capitalizar tecnológicamente las empresas deficitarias en esta materia, porque no es posible exportar con salarios  baratos –forma parte del pasado– por carecer de un nivel tecnológico suficiente.

Pero disponer de suficiente capital tecnológico sólo permite ser uno más en los mercados internacionales y competir por precio, lo que impone un creciente nivel de estrés que es crecientemente insostenible a largo plazo.

Solo la innovación en procesos, servicios, productos y tecnología hace sostenible a largo plazo el éxito exterior, por lo que constituye el arco central que  soporta el edificio de la competitividad y por tanto de la exportación.

Adicionalmente es preciso fomentar la salida al exterior de nuestras empresas, algo que suele asociarse ingenuamente con la política comercial exterior, cuando siendo importante resulta irrelevante sin política industrial; ya que, aunque no forma parte de los inconsistentes discursos políticos al caso, y casi da vergüenza recordarlo, es previamente imprescindible. Al fin y al cabo, solo pueden exportarse los productos y servicios que antes se han fabricado.

La política industrial, de moda de nuevo en el mundo, y no por razones ideológicas sino meramente prácticas, es fundamental para impulsar nuestra economía hacia el exterior. Lejos de las prácticas proteccionistas que definieron las políticas industriales del pasado, la nueva política industrial –ausente por completo de nuestro panorama político, a diferencia de otros países europeos y EE UU- debe basarse en dos pilares fundamentales: las mejores prácticas institucionales y el aprovechamiento de las nuevas oportunidades tecnológicas que proliferan sin cesar.

En última instancia, recordando al maestro Julián Marias – “España en nuestras manos”, 1978- en vez de preguntarnos los españoles:¿qué va a pasar?, deberíamos plantearnos con urgencia ¿qué podemos hacer?. La respuesta: trabajar para fuera.

Jesús Banegas Núñez

Presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de CEOE

Para ABC, 9 septiembre 2012

twitter_icon_box