En el actual panorama de crisis económica, la evolución positiva de nuestro comercio exterior de bienes y servicios supone  una de las pocas buenas noticias que nos depara la reciente evolución  de la economía española.

Inmersos en una recesión económica caracterizada por un descenso del  consumo final de los hogares y de las Administraciones Públicas, la proyección al  exterior constituye una de las pocas salidas que tienen nuestras empresas para  crecer y generar riqueza.

La buena evolución de nuestras exportaciones desde 2010 no sólo ha sido el resultado de un mero efecto sustitutivo provocado por la caída de la demanda interna, que ha sido el  motor tradicional de la economía española, sino también fruto del gran esfuerzo que están realizado nuestras empresas para recuperar parte de la competividad perdida en el período de bonanza económica anterior a la crisis financiera de finales de 2008.

Como ya ocurriera en otros ciclos recesivos en la reciente historia económica de nuestro país, la recuperación de nuestras exportaciones constituye el primer síntoma en la mejora de la competividad de nuestra economía y de nuestras empresas, que han tomado de nuevo la delantera en el proceso de  modernización y mejora de sus estructuras, procesos productivos y modelos de gestión.

Tras registrar un descenso en 2009 como resultado de la desaceleración del crecimiento económico en los países más industrializados y el menor dinamismo del comercio mundial, nuestras exportaciones volvieron a recuperarse con vigor los años 2010 y 2011, con unas tasas positivas del +15% y del +10,1%, respectivamente, permitiendo ello mejorar de forma gradual nuestra tasa de cobertura, que en 2011 superó el 82%.

Como dato positivo, debemos subrayar que España obtuvo en 2011 un superávit en el comercio exterior de mercancías con respecto al resto de los países de la Unión Europa, registrando un saldo positivo superior a los 4 millones de €, tendencia que, a tenor de los datos parciales de los que disponemos hasta hora, podría consolidarse en 2012.

En cuanto al comercio de mercancías con los países no pertenecientes al área de la UE, en 2011 se ha conseguido que la tasa de variación de nuestras exportaciones  con respecto al ejercicio anterior superase, con un 21,3%, el incremento de las importaciones provenientes de estos países, rompiéndose de esta manera una tendencia negativa que manteníamos con las economías más dinámicas del mundo.

Asimismo, el comercio exterior de servicios ha progresado de manera favorable en los últimos años, registrándose  en 2011 un saldo positivo que ha superado los 34 millones de € rn  gracias en gran medida a la mejora de los   ingresos provenientes del turismo.

La evolución positiva del comercio exterior de bienes y de servicios ha compensado la disminución de nuestra demanda nacional y reducido su impacto negativo en la evolución del PIB, que registró en 2010 una  disminución del -0,3% y  un ligero incremento del +0,4% en 2011.

Entrando un poco más en detalle con respecto a este últimos punto,  la demanda externa aportó en 2010 un +0,3% al PIB compensando con ello de manera parcial el descenso de la demanda interna, que fue de un -0,6%, y un +2,3% al PIB en 2011, lo que permitió no sólo neutralizar la caída de la demanda interna sino también posibilitar un ligero crecimiento del PIB.

Si bien esta evolución positiva parece seguir en 2012,  aportando un + 2,5 y  un +3,1% al PIB en el primer y segundo trimestres, respectivamente, no ha sido, sin embargo, suficiente para compensar la fuerte caída de la demanda interna, que ha detraído de nuestro PIB un -1,8%, entre los meses de enero y marzo, y  un -3,1% al PIB, entre los meses de abril y junio.

Otro efecto positivo se ha reflejado en la disminución del peso de nuestro saldo negativo en la Balanza Comercial sobre el PIB, que ha descendido en le periodo 2007-2011 del 10% al 3,7% del PIB, lo cual ha permitido reducir uno de los principales desequilibrios en nuestra Balanza de Pagos, y uno de los factores determinantes que subyacen a la incapacidad crónica de autofinanciación de la economía española.

Sin embargo, este cúmulo de datos positivos no debe soslayar otros aspectos que podrían limitar la recuperación de nuestro comercio exterior y su impacto sobre el conjunto de la economía:

  • Aunque el peso de nuestra actividad exportadora, que se sitúa alrededor del 20% sobre el conjunto del PIB, sea similar a la de otras economías, como la italiana o la francesa,  todavía nos encontramos muy lejos de otros países del centro y norte de Europa.

Este menor peso de la actividad exportadora, sustentada en algo más de 37.000 empresas que exportan de manera regular, tiene todavía un menor impacto sobre el conjunto de nuestra economía que nuestra demanda interna del que seguimos siendo muy dependientes.

  • Nuestras exportaciones siguen estando muy concentradas en los mercados de la Unión Europea, que tienen un ritmo de crecimiento menor que los países emergentes.

Por ello considero esencial que sigamos insistiendo en la necesidad de diseñar, desarrollar y potenciar políticas de apoyo a la internacionalización encaminadas a incorporar más  PYMES  a nuestra reducida base exportadora, y a reducir, a su vez, nuestra vulnerabilidad con respecto a los mercados más maduros, incrementando nuestra presencia en los mercados de mayor crecimiento económico, como son China, India, Brasil, México, Perú, Colombia, los Países del Consejo de Cooperación del Golfo, Turquía y los países de la ASEAN, sin por ello desdeñar los Estados Unidos que es un destino muy atractivo para nuestras empresas.

Sin embargo, todos los esfuerzos que se realicen mediante este tipo de políticas encaminadas a impulsar la internacionalización deben incardinarse en el actual proceso de reformas de la economía española, profundizando en algunas de ellas como la laboral, y haciendo un mayor hincapié en otros capítulos determinantes para incrementar la competividad de nuestras empresas, como son la educación, la innovación y la energía.

Jesús Banegas

Presidente Comisión Relaciones Internacionales CEOE

13 de diciembre de 2012-12-13

_____________

El Siglo

twitter_icon_box