La situación económica actual de España se caracteriza por cuatro factores: estancamiento económico, déficit fiscal desmesurado, insostenible desequilibrio comercial exterior y severas restricciones financieras.

La única manera de resolver tamaña crisis es la vuelta a un crecimiento económico creador de empleo, deseablemente “de calidad”.

Para que la recuperación de la economía española pueda ser una realidad es imprescindible abordar cinco grandes frentes:

  1. Identificar y apoyar los sectores económicos con más potencial de crecimiento; incluso a costa de prestar menos atención a los periclitados.
  2. Extender y acentuar la inversión en nuevas tecnologías, particularmente las TIC, para mejorar la eficiencia del quehacer económico y la remuneración del trabajo.
  3. Aumentar el esfuerzo privado en I+D+i y explotar económicamente los logros de la I+D pública, pues sin innovación el crecimiento a largo plazo sería insostenible.
  4. Flexibilizar las relaciones laborales para que las empresas puedan adaptarse a los cambios de los mercados; cada vez más frecuentes.
  5. Desarrollar más extensa e seriamente la formación ocupacional y profesional orientada hacia oficios intensivos en tecnología e innovación

En España ya no basta con volver a crecer a la antigua usanza, es necesario que el crecimiento futuro se sustente en actividades de alto valor añadido y por tanto, creciente remuneración del trabajo, soportadas por la tecnología y la innovación.

Jesús Banegas Núñez

Presidente AETIC

17 de septiembre de 2010

____________________

ABC

twitter_icon_box